Remedios caserosslider

Remedios caseros para la pérdida del olfato y el gusto


El olfato y el gusto son dos sentidos fuertes que trabajan en armonía. La capacidad de saborear algo está muy influenciada por la capacidad de uno para oler un aroma. Nuestro poder olfativo también juega un papel importante al advertirnos contra incendios dañinos o incluso mortales, productos químicos tóxicos, sustancias venenosas o ciertos gases.

Hay muchas causas detrás de la pérdida del olfato y el gusto. Una de las principales causas es la infección por el coronavirus (Covid-19) y el envejecimiento, que provoca la degeneración de las células nerviosas que controlan el olfato y las papilas gustativas.

Otras causas incluyen tabaquismo excesivo, deficiencias nutricionales, ciertas enfermedades del sistema nervioso, radioterapia, fiebre, conductos nasales bloqueados, sinusitis, infecciones virales o de las vías respiratorias superiores y enfermedades de las encías.

La pérdida del olfato y el gusto puede tener un impacto significativo en la calidad de vida, lo que a menudo conduce a la pérdida del apetito y a una mala nutrición a medida que comer alimentos se vuelve menos agradable. Esto puede contribuir a la depresión y muchos otros problemas de salud. Si experimenta pérdida del gusto y el olfato, pruebe algunos remedios caseros sencillos para ayudar a restaurar estos importantes sentidos.

Remedios caseros para la pérdida del olfato y el gusto
Remedios caseros para la pérdida del olfato y el gusto

 los 10 mejores remedios caseros para la pérdida del olfato y el gusto.

Aceite de castor

El aceite de ricino es uno de los mejores remedios caseros para la pérdida del olfato y el gusto. Tiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes y antiinflamatorias, que ayudan a mantener limpias las fosas nasales.

Calentar un poco de aceite de ricino en el microondas durante unos segundos.
Pon 1 gota de aceite tibio en cada fosa nasal.
Haga esto dos veces al día, por la mañana y antes de acostarse.
Repita hasta que recupere el sentido del olfato y el gusto.

Ajo

El ajo también ayuda a restaurar los sentidos del olfato y el gusto. Ayuda a despejar la congestión nasal y a abrir los conductos nasales bloqueados, lo que a su vez mejora el poder olfativo.

Pica 2 o 3 dientes de ajo.
Póngalos en 1 taza de agua y cocine a fuego lento durante 5 a 10 minutos.
Colar y beber mientras aún esté caliente.
Repite 2 o 3 veces al día.

Jengibre

El jengibre es otro remedio eficaz para la pérdida del olfato y el gusto. El sabor picante del jengibre puede mejorar la calidad sensorial de la comida y hacer que comer sea una experiencia más placentera. También activa las papilas gustativas y estimula el gusto.
Mastique pequeños trozos de jengibre crudo a intervalos regulares.
Mezcle ½ cucharadita de jengibre finamente picado y una pizca de sal de roca. Consúmelo 30 minutos antes de las comidas todos los días durante un par de semanas.
También puede beber de 2 a 3 tazas de té de jengibre al día.

Inhalación de vapor

La inhalación de vapor puede ayudar a recuperar el olfato y el sabor, si la causa es la congestión nasal.

El vapor húmedo y tibio reducirá la inflamación y despejará la obstrucción en los conductos nasales.

Hierva un poco de agua en una olla pequeña.
Agregue unas gotas de aceite esencial de menta o eucalipto al agua.
Cúbrete la cabeza con una toalla e inhala el vapor durante unos minutos.
Haga esto al menos 2 veces al día.

Pimienta de cayena

Si la sinusitis, el resfriado común o las infecciones de las vías respiratorias superiores están causando pérdida del olfato y el gusto, pruebe la pimienta de cayena. Su componente activo capsaicina ayuda a reducir la congestión nasal. También estimula la producción de saliva, lo que mejora el sabor.

Mezcle 1 cucharadita de pimienta de cayena y miel y tómela varias veces al día para aflojar la mucosidad y estimular la secreción.
Incluya pimienta de cayena en su cocina para ayudar a estimular sus glándulas salivales. También puede utilizar pimienta negra ya que estimula las papilas gustativas.

Limón

El olor y el sabor cítricos del jugo de limón pueden ayudar a restaurar su poder olfativo y gustativo. Además, es rico en vitamina C, un antioxidante que mejora la inmunidad del cuerpo para ayudar a combatir enfermedades e infecciones.

Exprime el jugo de 1 limón en un vaso de agua tibia. Mezcle 2 cucharaditas de miel cruda. Beba la mezcla tibia dos veces al día.
Coma un trozo pequeño de limón fresco o en escabeche entre comidas para estimular las papilas gustativas.
Ponga unas gotas de aceite esencial de limón en un pañuelo y huela por la mañana y por la noche durante unos segundos a la vez. Haga esto durante varias semanas.
Además, use jugo de limón para realzar el sabor de los alimentos.

Vinagre de manzana

Aunque el vinagre de sidra de manzana tiene un sabor amargo y ácido, funciona como un estimulador de las papilas gustativas. Ayuda a matar las bacterias en la boca para ayudar a restaurar el olfato y el gusto. También ayuda a tratar una infección de los senos nasales.

Agregue 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana crudo y sin filtrar y ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio a ½ vaso de agua. Beba esta solución 2 veces al día.
Alternativamente, simplemente agregue de 1 a 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana sin filtrar y un poco de miel cruda a un vaso de agua y bébalo antes de las comidas 2 o 3 veces al día.

Extracción de aceite

El enjuague con aceite, una antigua práctica ayurvédica, puede ayudar a restaurar su sentido del olfato. El enjuague con aceite ayuda a mantener las papilas gustativas húmedas, lo que es útil para mejorar el sentido del gusto. Además, ayuda a eliminar las toxinas de la boca y del cuerpo. Puede hacer oil pulling con coco, sésamo o cualquier aceite vegetal comestible.

Ponga 1 cucharada de aceite de coco extra virgen en su boca.
Agite bien el aceite alrededor de la boca durante 10 a 15 minutos.
Escupe el aceite y enjuágate la boca con agua tibia.
Finalmente, cepíllate los dientes como de costumbre.
Siga este proceso todos los días por la mañana antes de comer cualquier cosa.
Nota: No ingiera el aceite.

Canela
Canela

Canela

Según el Ayurveda, la canela puede ayudar a tratar la pérdida del olfato y el gusto. Su sabor fuerte puede estimular las papilas gustativas, mientras que su olor dulce puede mejorar su poder olfativo.

Mezcle completamente cantidades iguales de canela en polvo y miel cruda.
Frote esta mezcla en su lengua.
Déjelo actuar durante 10 minutos, luego enjuague su boca con agua tibia.
Repita dos veces al día durante varios días.

Consuma alimentos ricos en zinc

La deficiencia de zinc a menudo se asocia con la pérdida del gusto y el olfato. Por lo tanto, comer más alimentos ricos en zinc o tomar un suplemento de zinc puede ayudar a solucionar su problema. Los síntomas de la deficiencia de zinc incluyen manchas blancas o protuberancias horizontales profundas en las uñas, pérdida de cabello y curación lenta. Si ve estos signos, pídale a su médico que realice una prueba para detectar esta deficiencia.

Consuma más alimentos ricos en zinc como ostras, frijoles, nueces, cereales integrales, cereales para el desayuno fortificados y productos lácteos.
También puede tomar un suplemento de zinc, después de consultar a un médico.

Consejos adicionales

Ponga un puñado de hojas de curry trituradas en un vaso de agua. Deje reposar durante 30 minutos, cuele y beba el agua dos veces al día.
Agregue 1 cucharada de hojas de menta fresca a 1 taza de agua. Cubra y deje reposar durante 30 minutos, luego cuele. Beba esta infusión dos veces al día.
Si los conductos nasales bloqueados debido a un resfriado causan pérdida del olfato, el mejor remedio es descansar y dormir lo suficiente.
Mantenga una higiene bucal adecuada. Cepíllese y use hilo dental dos veces al día y enjuáguese bien la boca con agua después de comer.
Tome todas las medidas posibles para tratar una infección de los senos nasales.
Agregue especias a sus alimentos para que sean más sabrosos.
Incluya una variedad de alimentos en cada comida. Esto te ayudará a disfrutar tu comida.
Deje de fumar, ya que puede dañar permanentemente su olfato y sentido del gusto.
Evite alimentos y líquidos muy calientes, ya que pueden dañar sus papilas gustativas.
Beba un vaso de agua a intervalos regulares para prevenir la sequedad bucal que puede afectar negativamente su sentido del gusto.
Use un humidificador para aumentar la humedad en el aire.
Haga una caminata rápida de 10 minutos o corra antes de comer. El sentido del olfato es mayor después del ejercicio.

top10homeremedies.com


contenido coincidente
Etiquetas

Publicaciones relacionadas