MujeresRemedios caserosSalud vaginalslider

Remedios caseros seguros para la vaginitis


La vaginitis es un término general para la inflamación de la vagina y la vulva. Las causas comunes incluyen el uso excesivo de aerosoles vaginales, duchas vaginales, jabones, detergentes perfumados y productos espermicidas, cambios hormonales, diabetes no controlada, efectos secundarios de ciertos medicamentos, mala higiene, uso de ropa húmeda o ajustada, uso de un dispositivo intrauterino (DIU) para control de la natalidad y niveles reducidos de estrógeno después de la menopausia. Los síntomas comunes incluyen picazón vaginal, flujo vaginal anormal con un olor desagradable, dolor o ardor al orinar, malestar durante las relaciones sexuales y sangrado o manchado vaginal. Aquí hay algunos remedios caseros seguros de usar para tratar la infección.

Remedios caseros para la vaginitis

vinagre  de manzana

Las propiedades ácidas del vinagre de sidra de manzana ayudan a regular el pH de la vagina. Un nivel de pH adecuado mantiene automáticamente un equilibrio de bacterias buenas y malas. Además, incluso puede controlar una candidiasis.
Remedio casero: agregue dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana crudo y sin filtrar a un vaso de agua tibia y utilícelo para lavarse la vagina dos veces al día durante unos días.

Manzanilla
Manzanilla

Manzanilla

La naturaleza calmante y relajante de esta hierba puede ayudar a reducir la hinchazón, así como el dolor, el ardor y la picazón.
Remedio casero: sumerja una bolsita de té de manzanilla en una taza de agua caliente durante unos minutos, luego retírela y refrigere durante 10 minutos. Sostén la bolsita de té dentro de tu vagina o simplemente sobre ella y aprieta la bolsita de té para que el agua llegue a los canales vaginales inflamados. Puede usar esto una o dos veces al día.

Aceite de árbol de té

Contiene compuestos antibacterianos y antifúngicos naturales que ayudan a tratar las infecciones. Incluso ayuda a combatir el olor vaginal.
Remedio casero: agregue cuatro o cinco gotas de aceite de té de árbol a un recipiente pequeño con agua tibia, revuelva bien y úselo para enjuagar su vagina. Sin embargo, las mujeres embarazadas no deben usar este remedio.

Compresa fría

La temperatura fría ayuda a adormecer el área, proporcionando alivio de la picazón, el dolor y otras molestias.
Remedio casero: envuelva unos cubitos de hielo en un paño limpio y átelos y coloque esta compresa en su vagina durante un minuto. Repita por unos minutos más. Utilice este remedio según sea necesario. También puede enjuagar el área vaginal con agua fría varias veces al día.

Yogur

El yogur es un probiótico natural. Esto significa que contiene muchas bacterias saludables. Según la Clínica Mayo, comer yogur puede ayudar a introducir bacterias saludables en el cuerpo. Esto ayuda a establecer un entorno vaginal equilibrado y podría ayudar a combatir las bacterias malas. Para obtener todos los beneficios, coma al menos una porción de yogur al día.

Ajo
Ajo

Ajo

El ajo tiene fuertes propiedades antibacterianas y durante mucho tiempo se ha utilizado como remedio casero para la vaginosis bacteriana. Un estudio encontró una fuente confiable que tomar una tableta de suplemento de ajo podría ser una opción para tratar la vaginosis bacteriana.

Ácido bórico

Las cápsulas de ácido bórico se pueden usar para tratar la vaginosis bacteriana. Según UWHealth, las cápsulas de ácido bórico se pueden insertar en la vagina todas las noches durante dos semanas para tratar la vaginosis bacteriana.

Es seguro de usar en la vagina y se ha encontrado que es tan efectivo como algunos enfoques médicos para el tratamiento. Sin embargo, tenga en cuenta que el ácido bórico no es comestible; es tóxico para comer. Debe mantenerse alejado de niños y animales. Tampoco es seguro usarlo si está embarazada.

Peróxido de hidrógeno

Un estudio de 2003, Trusted Source, encontró que aproximadamente 1 onza de peróxido de hidrógeno usado diariamente durante una semana como irrigación vaginal fue capaz de ayudar a tratar la vaginosis bacteriana, así como los medicamentos tradicionales. Viene con la ventaja de un costo mucho menor que estos medicamentos. También tiene menos efectos secundarios.

Sexo seguro

Según Women’s Health, el uso de condones puede reducir el riesgo de vaginosis bacteriana. Mientras tanto, tener parejas sexuales nuevas o múltiples puede aumentar su riesgo. Por eso, use siempre condones, especialmente con nuevas parejas sexuales.

Mantener la higiene

Una buena higiene puede ayudar a prevenir la vaginitis. También ayuda a aliviar algunos de los síntomas y promueve una rápida recuperación. Unos pocos cambios en su rutina diaria serán de gran ayuda. Esto es lo que debe hacer:
• Cámbiese la ropa interior a diario y lávela con agua caliente.
• Seque su ropa interior bajo la luz solar directa de vez en cuando.
• Use ropa interior de algodón y pantalones o faldas holgados. No use ropa interior ajustada.
• Evite el exceso de lavado y enjuague de la vagina.
• Límpiese de adelante hacia atrás después de usar el baño.


contenido coincidente
Etiquetas

Publicaciones relacionadas