NoticiasRemedios caserossliderUncategorized

Los forúnculos:17 remedios naturales

Comparte y difunde el amor

Los forúnculos y los abscesos son protuberancias rojas llenas de pus que se forman debajo de la piel. A menudo son dolorosas y se hacen más grandes hasta que se agotan. Los forúnculos son causados por bacterias que infectan y luego inflaman los folículos capilares. Pueden crecer hasta el tamaño de una pelota de béisbol, y el área que rodea la piel también puede ser roja y dolorosa.

No debes picotear ni exprimir un forúnculo. Si no se drena adecuadamente, podría infectar áreas cercanas o empujar la infección más profundamente en la piel y causar más forúnculos.

Los forúnculos aparecen con mayor frecuencia en la cara, el cuello, los hombros, las axilas y las nalgas. Si se necesita drenaje, su médico hará una pequeña incisión en la ebullición y usará una gasa estéril para absorber y eliminar pus adicional. Esto solo debe hacerse con cuidado y en un entorno estéril.

leer también  la urticaria: 10 tratamientos naturales
Los forúnculos:17 remedios naturales
Los forúnculos:17 remedios naturales

Síntomas de ebullición

Los forúnculos generalmente son del tamaño de un guisante, pero pueden crecer tanto como una pelota de golf. Los síntomas pueden incluir:

Hinchazón, enrojecimiento y dolor
Un centro o punta blanca o amarilla
Llorando, supurando o formando costras
También puede tener una sensación general de mala salud, fatiga o fiebre, razón por la cual debe llamar a un médico.

Los forúnculos pueden formarse en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en la cara, el cuello, las axilas, los hombros, la espalda y las nalgas. Las áreas peludas y sudorosas son sitios típicos, así como áreas de fricción, como los muslos internos. Los forúnculos también pueden desarrollarse alrededor de la oreja o cerca de la nariz. El dolor a menudo empeora a medida que el pus se acumula debajo de la piel, luego se alivia a medida que los líquidos comienzan a drenar.

leer también  Melasma: 4 Remedios caseros simples y efectivos para lidiar con eso

Causas de forúnculos

La mayoría de los forúnculos son causados ​​por la bacteria estafilococo (Staphylococcus aureus), que muchas personas sanas llevan en la piel o en la nariz sin problemas. Cuando un raspado, corte o astilla rompe la piel, la bacteria puede ingresar al folículo piloso y comenzar una infección. Otros forúnculos, como los asociados con el acné, se desarrollan a partir de poros obstruidos que se infectan.

¿Ebullición ordinaria o infección por MRSA?
MRSA puede verse exactamente como un forúnculo común: rojo, hinchado, lleno de pus y tierno. Pero las infecciones por MRSA son causadas por un tipo particular de estafilococo que es resistente a muchos antibióticos. Si una infección de la piel se propaga o no mejora después de 2-3 días de antibióticos, su médico puede sospechar de MRSA. El tratamiento adecuado administrado de inmediato es importante para sanar una infección por MRSA y prevenir una infección más profunda y peligrosa.

leer también  Cómo ser bella y brillante con té verde:Remedios naturales para problemas de la piel

¿Son los forúnculos contagiosos?

No exactamente, pero los gérmenes que causan forúnculos (estafilococos) se propagan fácilmente a través del contacto de piel a piel y objetos contaminados. Estas bacterias generalmente no hacen daño a menos que encuentren una ruptura en la piel. Para evitar la propagación de estafilococos, no comparta toallas, ropa de cama, ropa o equipo deportivo mientras tenga un forúnculo. Evite tocar el hervor y manténgalo cubierto. El lavado frecuente de manos también puede ayudar a prevenir la propagación de la bacteria.

Tipo de ebullición:
Carbunco
Cuando se forman varios forúnculos juntos y se unen debajo de la piel, se llama carbunco. Se encuentran más comúnmente en la espalda y el cuello, pero pueden desarrollarse en cualquier lugar. Los hombres tienen más probabilidades de desarrollar carbuncos que las mujeres. Un carbunco tiende a estar más profundo debajo de la piel que un forúnculo y puede tardar más en sanar.

Acné cístico
El acné quístico es un tipo de absceso cutáneo que se forma cuando el aceite y las células muertas de la piel obstruyen un folículo piloso, creando un lugar donde las bacterias crecen y prosperan. Afecta el tejido de la piel más profundo que el acné normal, lo que lleva a quistes firmes y dolorosos. Es más común en la cara y los hombros y generalmente ocurre en la adolescencia.

leer también  cosas que debes saber sobre tus senos

Axila e ingle
Cuando bultos y abscesos llenos de pus se desarrollan repetidamente en estas áreas del cuerpo, puede ser una afección crónica llamada hidradenitis supurativa. La infección comienza en las glándulas sudoríparas y los folículos pilosos que se bloquean. Los casos leves sanan con atención domiciliaria. Varios medicamentos y tratamientos están disponibles para casos más graves y recurrentes.

Absceso Pilonidal
Cuando se forma un forúnculo en la piel justo por encima del pliegue de las nalgas, puede ser un absceso pilonidal. Se cree que el cabello desempeña un papel importante, y la irritación, la presión y la sesión prolongada también pueden contribuir al desarrollo de un quiste aquí. Si un quiste se inflama e infecta, se convierte en un absceso. Algunos niños nacen con un «hoyuelo pilonidal» donde pueden surgir infecciones. Los signos de infección requieren la atención de un médico.

Orzuelo
El conocido «orzuelo en el ojo» es un forúnculo, generalmente causado por la bacteria estafilococo. Comienza en el folículo de una pestaña y puede ser rojo, cálido, hinchado e incómodo. Un orzuelo a veces se confunde con un chalazión, que también es un bulto en el párpado, pero un chalazión generalmente es indoloro y es causado por una glándula sebácea bloqueada, no por una infección.

leer también  Aceite de menta para aliviar el dolor, el síndrome del intestino irritable y las alergias

remedios caseros para forúnculos y abscesos

Ajo
Ajo

1. ajo

Las propiedades medicinales del ajo están ampliamente documentadas en muchas culturas. El ajo posee grandes cantidades de potasio, flavonoides y otros nutrientes esenciales que pueden aliviar los forúnculos. Además, tiene propiedades antimicrobianas que ayudan a estimular el sistema inmunológico. Una vez que haya confirmado que la infección de la piel es realmente un hervor, triture algunos dientes de ajo para hacer una pasta fina y aplique en el área afectada. Luego, cubra con una toallita limpia durante 30 minutos. Para producir buenos resultados, mastique unos dientes de ajo todos los días.

2. Echinacea

Esta hierba inmunoestimulante funciona como un antibiótico natural. La equinácea también tiene propiedades antimicrobianas y antivirales que ayudan a curar heridas, incluidos los forúnculos. Esto significa que puede inhibir Staphylococcus aureus (bacteria responsable de forúnculos). La hierba está disponible en forma de cápsulas, pomada, té, extracto y polvo. Para hacer el té, sumerja la hierba en una olla de agua durante 15-20 minutos, cuele y beba 2-3 veces al día.

leer también  hojas de nabo: 6 increíbles beneficios para la salud

3. Aplicar calor

El calor ayuda a aumentar la circulación Fuente confiable en un área, trayendo más glóbulos blancos y anticuerpos al área para combatir la infección, por lo que aplicar calor a ebullición es uno de los mejores remedios caseros que puede usar. Aplique una compresa tibia en el área durante 20 minutos a la vez. Haga esto tres o cuatro veces al día, todos los días, hasta que el hervor desaparezca.

4. Aceite de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té tiene fuertes propiedades antibacterianas y antisépticas Fuente confiable, que puede ayudar a tratar la infección bacteriana que causa la ebullición. El aceite de árbol de té no debe aplicarse directamente sobre la piel, ya que puede tener un efecto de quemazón. Mezcle cinco gotas de aceite de árbol de té con una cucharadita de coco o aceite de oliva. Ponga aceite de árbol de té diluido en un bastoncillo de algodón y aplíquelo en el área dos o tres veces por día. Haga esto diariamente hasta que el hervor desaparezca por completo.

leer también  Piel sensible: 9 remedios caseros para ella
Cúrcuma
Cúrcuma

5. polvo de cúrcuma

El polvo de cúrcuma tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Fuente confiable, que pueden ayudar a sanar un hervor y deshacerse de él rápidamente. Como resultado, se ha utilizado como un purificador de sangre natural durante miles de años en la medicina oriental.

¡Puedes elegir ingerir polvo de cúrcuma, usarlo tópicamente para tratar forúnculos, o ambos! Para ingerirlo, hierva una cucharadita de polvo de cúrcuma en agua o leche, y bébalo tres veces al día una vez enfriado. Para usarlo tópicamente, mezcle la cúrcuma con agua y / o jengibre para hacer una pasta y aplíquela a hervir al menos dos veces al día.

leer también  Las raíces de taro mejoran la salud del corazón, la visión, la digestión, regulan la diabetes y previenen el cáncer

6. Aceite de semilla negra

El aceite de semilla negra es una cura potente para la mayoría de las afecciones de la piel, incluidos los forúnculos. Además de aliviar el dolor, también ayudaría a drenar el pus. Para hacer una pasta, muela un poco de semilla negra y aplique en el área del problema. También puede agregar una cucharadita de aceite de semilla negra en una taza de leche caliente y beber 2-3 veces al día. Otra forma es aplicar el aceite en ebullición y cubrir con un paño de algodón limpio.

7. sal de Epsom

La sal de Epsom no es solo relajante; Tiene numerosos beneficios para la salud, ¡incluida la capacidad de tratar forúnculos! La sal en realidad puede ayudar a secar el pus, haciendo que drene el hervor.

Disuelva la sal de Epsom en agua tibia y sumerja una compresa en ella. Aplique la compresa en el área durante 20 minutos a la vez. Haga esto al menos tres veces al día hasta que desaparezca el hervor.

leer también  Repollo : 18 beneficios para la salud

8. Ungüento antibiótico sin receta

No puedes equivocarte con una pomada antibiótica de venta libre, muchas de las cuales son de acción rápida y calmantes. Como muchas personas mantienen un tubo de Neosporin en el botiquín, es posible que ni siquiera tenga que mirar muy lejos para obtenerlo. También puede ayudar a evitar que la infección se propague.

Aplique la pomada antibiótica a la ebullición al menos dos veces al día hasta que la ebullición desaparezca.

9. Aceite de ricino

El aceite de ricino contiene un compuesto llamado ácido ricinoleico, que es un antiinflamatorio natural pero potente. Esto, combinado con sus poderosas propiedades antibacterianas, lo convierten en un excelente tratamiento natural para forúnculos.

Aplique una pequeña cantidad de aceite de ricino directamente a la ebullición al menos tres veces al día hasta que la ebullición desaparezca.

leer también  Cuidado de la piel: los mejores 3 aceites esenciales para reducir el acné

10. aceite de neem

El aceite de neem, también conocido como lila india, tiene propiedades antisépticas, antibacterianas y antimicrobianas que ayudan a tratar las infecciones de la piel. Fuente confiable, incluidos los forúnculos, rápidamente.

Para tratar los forúnculos con aceite de neem, aplique el aceite directamente al hervor tres o cuatro veces al día. Asegúrese de lavarse las manos antes y después de la aplicación.

11. cebolla

Las cebollas tienen numerosos compuestos activos que incluyen flavonoides, azufre y sales de potasio que ayudan a aliviar el dolor. En segundo lugar, las cebollas exhiben propiedades expectorantes y anticoagulantes que evitan la reaparición de forúnculos. En tercer lugar, eliminan las toxinas de la ebullición para mejorar la circulación sanguínea. Por lo tanto, el uso regular de cebollas aplanará los forúnculos al eliminar el pus, reduciendo así la probabilidad de una infección. Simplemente corte una rodaja de cebolla, colóquela en ebullición y envuélvala con un paño limpio. De esta manera, el calor en ebullición alcanzaría la cebolla. Repita el proceso 1-2 veces al día durante tres días.

leer también  cosas que debes saber sobre tus senos

12. semillas de comino

Las semillas de comino se usan ampliamente en el tratamiento de numerosos trastornos de la piel debido a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Ayudan a drenar el pus de la ebullición. Aparte de eso, reducen el enrojecimiento, la hinchazón y la inflamación asociada con forúnculos. Cuando se usan regularmente, pueden prevenir la aparición de forúnculos en el futuro. Muela una cucharadita de semillas de comino, agregue un poco de agua y aplique sobre el hervor una vez al día.

13. polvo de nuez moscada

La nuez moscada es un remedio no desordenado para forúnculos. Inhibe el crecimiento de bacterias y mejora la circulación sanguínea en el área problemática. Además de eso, reduce la inflamación que viene con forúnculos. El polvo de nuez moscada es bastante efectivo si el absceso o la ebullición tardan en sanar, especialmente cuando una persona sufre de diabetes. Mezcle media cucharadita de nuez moscada en polvo con una taza de agua / leche y beba una vez al día al acostarse.

leer también  Las raíces de taro mejoran la salud del corazón, la visión, la digestión, regulan la diabetes y previenen el cáncer

14. hojas de perejil

Esta hierba funciona bien como cataplasma natural en el tratamiento de forúnculos. La parte más importante de esta planta son las hojas que ayudan a suavizar los forúnculos. Para preparar el brebaje, hierva algunas hojas de perejil hasta que se vuelvan suaves y jugosas. Una vez que la solución se enfríe, fíltrela y coloque las hojas tiernas en ebullición.

15. Aceite de eucalipto

A diferencia de otros aceites esenciales, el aceite de eucalipto es efectivo para eliminar las bacterias resistentes que causan forúnculos. El aceite de eucalipto drena y desinfecta los abscesos llenos de pus.
Prepare una pasta mezclando 2 cucharaditas de olmo en polvo con 2-3 gotas de aceite de eucalipto y aplique sobre la ebullición. Repita 2 veces al día hasta que el pus se drene.

leer también  Cómo ser bella y brillante con té verde:Remedios naturales para problemas de la piel

16. papas

Las papas son ricas en magnesio, fósforo, vitaminas y calcio que ayudan a tratar los forúnculos. Las papas también son de naturaleza antiinflamatoria, lo que las hace efectivas para aliviar el dolor y la hinchazón. Simplemente tome una papa fresca, exprima el jugo de la pulpa y aplíquelo a hervir. Para acelerar el proceso de curación, use este remedio hasta 4 veces al día.

17. clara de huevo

Las claras de huevo ayudan a drenar el pus del área problemática. Si tiene un hervor molesto, retire la clara de huevo de un huevo hervido, colóquelo en la región afectada y cubra con un paño limpio. Déjalo toda la noche y verás algunos resultados positivos en la mañana.

Fuentes medicalnewstoday healthlyf tinyqualityhomes

Comparte y difunde el amor
Etiquetas

Artículos relacionados

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios