EstudiosSalud mental

¿Puede el jugo de cereza mejorar la función cognitiva?

En un pequeño estudio clínico, los investigadores informaron mejoras en la función cognitiva en adultos mayores que bebieron jugo de cereza todos los días durante 12 semanas. Sin embargo, el estudio recibió financiación de la industria.

La salud cognitiva es la capacidad de pensar con claridad, recordar y aprender cosas nuevas.

El deterioro cognitivo es un sello distintivo del envejecimiento. Otros factores que contribuyen a esta disminución incluyen una dieta poco saludable, falta de ejercicio, ciertos medicamentos y algunos problemas de salud, como presión arterial alta, diabetes y accidente cerebrovascular.

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento recomienda seguir una dieta saludable, mantenerse activo física y mentalmente y cuidar nuestra salud para mantener nuestra salud cognitiva en la vejez.

Pero, ¿qué constituye exactamente una dieta saludable para nuestros cerebros? Desde consumir más fibra o hongos hasta ayunar o adoptar una dieta de estilo mediterráneo, los científicos hacen varias afirmaciones audaces sobre lo que deberíamos comer.

Ahora, las cerezas ácidas entran en la mezcla, con investigadores de la Universidad de Delaware en Newark poniendo a prueba el jugo de la fruta.

Las cerezas ácidas son una rica fuente de flavonoides, que son un tipo de polifenol. Estas sustancias químicas se producen naturalmente en las plantas y tienen fuertes propiedades antioxidantes, que algunos creen que pueden protegernos contra el deterioro cognitivo.

‘Contento con memoria’ mejorado
Sheau Ching Chai, profesor asistente de salud del comportamiento y nutrición, dirigió la investigación, y el equipo publicó los hallazgos en la revista Food & Function.

El estudio de Chai incluyó a 37 voluntarios de 65 a 80 años que tenían una función cognitiva normal. Los participantes del estudio no tomaron ningún medicamento que pudiera afectar la función cerebral, ni tenían antecedentes de afecciones médicas, como diabetes, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, cáncer o lesiones cerebrales traumáticas.

Los investigadores dividieron a los voluntarios en dos grupos. Le pidieron a 20 participantes que tomaran 2 tazas de jugo de cereza agria todos los días durante 12 semanas, una por la mañana y otra por la noche. Le dieron a los otros 17 participantes una bebida placebo que combinaba el jugo en sabor, color y contenido de azúcar, pero no contenía ninguna cereza. Los participantes no sabían cuál de las bebidas estaban recibiendo.

Chai explica en el documento que después de 12 semanas, el grupo de tarta de jugo de cereza vio varios resultados significativos:

5% de aumento en la satisfacción subjetiva con la memoria
4% de reducción en el tiempo de movimiento
23% de reducción en errores en la memoria visual episódica
3% de mejora en la atención visual sostenida
18% de reducción de errores durante las tareas de trabajo de memoria espacial
“La función cognitiva es un determinante clave de la independencia y la calidad de vida entre los adultos mayores”, comenta Chai sobre los hallazgos.

“Los posibles efectos beneficiosos de las cerezas ácidas pueden estar relacionados con los compuestos bioactivos que poseen, que incluyen polifenoles, antocianinas y melanina”, continúa. “También pueden estar relacionados con los posibles efectos reductores de la presión arterial de la cereza agria, descritos en un estudio anterior que realizamos en la misma población, ya que la presión arterial puede influir en el flujo sanguíneo al cerebro”.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker