Remedios caserosslider

Absceso dental: síntomas, causas y remedios caseros para controlar la infección


Un diente con absceso es una bolsa de pus que puede formarse en diferentes partes de un diente como resultado de una infección bacteriana. A veces se le llama absceso dental. Un absceso dental causa un dolor moderado a intenso que a veces puede irradiarse a la oreja o el cuello.

Esta infección puede incluso extenderse entre los tejidos de las encías y la raíz del diente y generalmente se manifiesta en forma de una bolsa de pus alrededor de la raíz.

¿Cuales son los diferentes tipos?

Los diferentes tipos de abscesos dentales dependen de la ubicación.

Los tres tipos más comunes son:

Absceso periapical. Este es un absceso en la punta de la raíz de un diente.
Absceso periodontal. Este es un absceso en la encía al lado de la raíz de un diente. También podría extenderse a los tejidos y huesos circundantes.
Absceso gingival. Este es un absceso en las encías.

Los síntomas del absceso dental

El síntoma principal de un absceso dental es un dolor punzante cerca de un diente o en las encías. El dolor generalmente aparece de repente y empeora con el tiempo.

Otros síntomas incluyen:

dolor que se irradia a su oído, mandíbula o cuello
dolor que empeora cuando te acuestas
dolor al masticar o morder
enrojecimiento e hinchazón facial
encías hinchadas y rojas
sensibilidad dental
dientes descoloridos o flojos
mal aliento
mal sabor de boca
ganglios linfáticos sensibles o inflamados en el cuello o debajo de la mandíbula
fiebre
Si se rompe un absceso, sentirá un alivio del dolor casi inmediato. También puede notar un repentino mal sabor en la boca a medida que el pus se drena.

las causas del absceso dental

Las bacterias que entran en los dientes o las encías conducen a un absceso dental. Sin embargo, la forma en que esto sucede depende del tipo de absceso:

Absceso periapical. Las bacterias ingresan a la pulpa dentro de los dientes, generalmente a través de una cavidad. La pulpa se refiere a la parte interna suave de su diente. Está formado por nervios, tejido conectivo y vasos sanguíneos.
Absceso periodontal. La enfermedad de las encías generalmente causa este tipo, pero también puede ser el resultado de una lesión.
Absceso gingival. Un cuerpo extraño, como un casco de palomitas de maíz o una cerda de cepillo de dientes, se incrusta en las encías.

Opciones de tratamiento en el hogar para un diente con absceso

Aquí están los mejores remedios caseros para tratar el absceso dental.

1. El ajo puede ayudar a prevenir la infección

El ajo es tan bueno para su salud bucal como es malo para su aliento. Tiene propiedades antibióticas antiinflamatorias y naturales que lo hacen altamente efectivo para tratar un absceso dental.

Un estudio de 2013 publicado en AYU (una revista trimestral de investigación en Ayurveda) proporciona evidencia de que el ajo inhibe el crecimiento de patógenos periodontales y puede usarse como agente terapéutico para infecciones orales.
El ajo debe sus propiedades para combatir enfermedades a la alicina, un compuesto aceitoso que se libera cuando se tritura el ajo y ayuda a aliviar el dolor y a prevenir la propagación de la infección.

cómo utilizar

Pon un diente de ajo fresco en tu boca y aplástalo con tus dientes. Mastícalo hasta que el dolor disminuya. Escupir y enjuagar la boca con agua tibia. Para reducir el olor residual, puede agregar unas gotas de aceite de clavo al agua tibia.
Otra opción es mezclar ½ cucharadita de ajo en polvo con una pizca de sal de mesa y aplicar la mezcla directamente sobre el diente afectado. Permita que repose durante 10 minutos y luego enjuague su boca con enjuague bucal.
También puedes frotar aceite de ajo en el diente afectado.
Repita cualquiera de estos remedios tres o cuatro veces al día durante algunas semanas.

Ajo .. maravillosos beneficios cuando lo pones fresco debajo de la almohada

2. Pruebe la técnica de extracción de aceite

La extracción de aceite, una antigua práctica ayurvédica, también se puede utilizar para tratar un absceso dental y una serie de otros problemas orales, como sangrado, dolor en las encías y mal aliento.

También frena las bacterias bucales. Ayuda a expulsar las toxinas de la boca y, de hecho, de todo el cuerpo, lo que promueve la salud oral y general.

Un estudio de 2017 publicado en el Journal of Traditional and Complementary Medicine descubrió que la extracción de aceite puede ser buena para su bienestar dental cuando se practica de manera correcta y regular y, por lo tanto, puede usarse de manera segura como un método complementario para mantener y mejorar la higiene y la salud bucal .

cómo utilizar
Ponga 1 cucharada de aceite de coco extra virgen en su boca.
Agite el aceite dentro de su boca durante al menos 15 minutos. No te lo tragues.
Después de 15 minutos, escúpalo y enjuágate la boca con agua tibia.
Repita el proceso dos veces al día durante aproximadamente un mes para obtener resultados positivos.

Nota:
No trague el aceite y escúpalo en un bote de basura en lugar de en el fregadero para evitar tuberías obstruidas. Además, es aconsejable ejercitar el aceite tirando con el estómago vacío.

3. Use clavo para aliviar el dolor

El clavo es uno de los mejores remedios para cualquier tipo de problema dental, incluido un diente con absceso.

Su contenido de eugenol confiere al clavo sus propiedades antisépticas, analgésicas y antibacterianas que ayudan a aliviar el dolor de muelas, la inflamación y el dolor en las encías.

También actúa como un anestésico suave, que actúa adormeciendo temporalmente el área afectada.

cómo utilizar
Sumerja una bola de algodón en aceite de clavo y manténgala en el área dolorosa durante unos minutos.
Otra opción es colocar un diente completo entre el diente infectado y la mejilla. Mastícalo de vez en cuando para liberar su jugo. Permita que el jugo permanezca en su boca durante al menos 30 minutos. Luego, enjuague su boca con agua tibia.

Nota:
El aceite de clavo debe usarse con prudencia y cuidado al usarlo para una infección oral porque ingerir accidentalmente una cantidad copiosa puede provocar síntomas problemáticos como mareos, ardor de estómago, respiración superficial y latidos cardíacos rápidos.

4. Solución de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otra alternativa barata y conveniente para tratar el absceso dental y está disponible en el supermercado si aún no forma parte del gabinete de la cocina.

Un estudio de 2008 publicado en el Journal of Dentistry encontró que el bicarbonato de sodio es excelente para eliminar la placa en la boca, y también tiene propiedades antibacterianas.

cómo utilizar

Mezcle ½ cucharada de bicarbonato de sodio con ½ taza de agua y una pizca de sal.
Agite la mezcla en su boca por hasta 5 minutos.
Escúpelo y repite hasta que hayas terminado la mezcla.
Puede repetir esto hasta dos veces por día.

Cómo usar bicarbonato de sodio en el tratamiento de la infección del tracto urinario

5. Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno tiene propiedades desinfectantes y antibacterianas que ayudan a matar las bacterias responsables del absceso dental.

También ayuda a reducir la inflamación y el dolor y a deshacerse de los dientes amarillos.

Un estudio de 2016 publicado en el Journal of International Society of Preventive & Community Dentistry encontró que la concentración de H2O2 superior al 0.1% ha demostrado poseer un amplio espectro de actividad antimicrobiana. Los enjuagues bucales que contienen H2O2 redujeron significativamente el índice gingival y mejoraron la cicatrización de heridas después de la cirugía gingival.

cómo utilizar

Mezcle 2 cucharaditas de peróxido de hidrógeno con 1 cucharada de agua tibia. Use esta solución para enjuagarse la boca y escupirla por completo. Siga este remedio tres veces por semana.
Mezcle 1 cucharadita de bicarbonato de sodio con suficiente peróxido de hidrógeno (aproximadamente 1/2 cucharadita) para hacer una pasta. Aplique esta pasta en el área afectada durante un par de minutos y luego enjuague bien la boca con agua tibia. Siga este remedio varias veces a la semana.

Nota:
Para la salud oral, use solo solución de peróxido de hidrógeno al 3% de grado alimenticio.

6. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana (VM) es otro remedio casero muy efectivo para un absceso dental. Tiene propiedades antiinflamatorias y desinfectantes que ayudan a reducir el dolor y la inflamación mientras desinfectan el área afectada.

Un estudio de 2014 publicado en el Journal of Prosthodontics encontró que el VM posee propiedades antifúngicas contra Candida spp. representando así una posible alternativa terapéutica para pacientes con estomatitis protésica.

Beneficios del vinagre de manzana para mujeres

cómo utilizar

Agite 1 cucharada de vinagre  de manzana crudo y sin filtrar en la boca durante unos minutos. Escúpelo por completo, asegurándose de no tragarlo. Enjuague su boca con agua tibia. Repita este proceso varias veces al día.
Otra opción es mezclar 1 cucharadita de vinagre  de manzana crudo y sin filtrar en 1 vaso de agua y beberlo dos veces al día.

7. agua salada
La sal tiene propiedades antisépticas y antibacterianas que pueden ayudar a reducir la inflamación, aliviar el dolor y prevenir el crecimiento de bacterias en la boca.

Un estudio de 2016 publicado en PLOS One sugirió que enjuagar la boca con cloruro de sodio (NaCl) promueve encías saludables y mejora la cicatrización de la úlcera oral.

cómo utilizar

Agregue 1 cucharadita de sal o sal refinada a 1 vaso de agua tibia. Mezclar hasta que la sal se disuelva por completo.
Enjuague su boca con esta solución dos o tres veces al día para eliminar la infección y reducir las molestias y el dolor.

8. la cúrcuma

Como la cúrcuma es rica en propiedades antibióticas, antisépticas, analgésicas y antiinflamatorias, puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación causados ​​por un absceso dental, promoviendo así la salud bucal.

cómo utilizar

Mezcle 1 cucharadita de polvo de cúrcuma con un poco de agua para hacer una pasta. Después de cepillarse los dientes, aplique la pasta directamente sobre el área afectada. Permita que repose durante 15 a 20 minutos, y luego enjuague con agua tibia.
También puede mezclar 1 cucharadita de sal y ½ cucharadita de polvo de cúrcuma en 1 vaso de agua tibia. Use esta mezcla para enjuagarse la boca varias veces al día.
Otra opción es mezclar ¼ cucharadita de polvo de cúrcuma con 1 cucharadita de aceite de oliva o mostaza. Aplique esta mezcla en el área afectada. Permita que repose durante 15 minutos antes de enjuagarse la boca con agua tibia.
Repita cualquiera de estos remedios un par de veces al día.

Agua de cúrcuma: 5 beneficios de esta agua de desintoxicación y cómo hacerla

9. Aceite de orégano

El aceite de orégano contiene propiedades antibacterianas y antioxidantes, por lo que es un buen ingrediente remedial para un absceso dental. También aumenta la inmunidad, ayuda al cuerpo a combatir las infecciones de los dientes y acelera el proceso de curación.

cómo utilizar

Aplique unas gotas de aceite de orégano directamente sobre el diente y las encías afectadas y déjelo por al menos 15 minutos.
Prepare un enjuague bucal mezclando de 3 a 5 gotas de aceite de orégano en ¼ de taza de agua tibia. Agite esta solución en su boca durante unos 10 minutos y luego escúpela por completo.
Repita cualquiera de estos remedios tres o cuatro veces al día.

El aceite de orégano mata a los patógenos de manera segura y efectiva

10. Menta
La menta funciona como un milagro cuando se trata de dolor debido a un absceso dental.

Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que ayudan a reducir la inflamación y prevenir la propagación de la infección. También ayuda a que la menta deje tu aliento con olor a menta fresca.

Un estudio de 2013 publicado en el Revista Europea de Odontología encontró que el aceite de menta puede actuar como una solución antiséptica intracanal efectiva contra los patógenos orales.

cómo utilizar

Frote unas gotas de aceite de menta en el área afectada con la punta de los dedos durante un par de minutos.
Además, extraiga el jugo de menta fresca de las hojas y aplíquelo sobre el diente afectado.
Siga cualquiera de estos remedios varias veces al día.

 

Fuentes healthline.com top10homeremedies nhs.uk

contenido coincidente
Etiquetas

Publicaciones relacionadas