Enfermedades

La meningitis: causas, síntomas y cómo se trata

Comparte y difunde el amor

La meningitis es la inflamación del líquido que rodea el cerebro y la médula espinal. Por lo general, es causada por una infección viral (la más común) o bacteriana, la última de las cuales es significativamente más grave y puede ser mortal si no se trata. La meningitis causa dolor de cabeza, fiebre y rigidez en el cuello, entre otros síntomas.

Puede producir complicaciones más graves, como convulsiones o pérdida del conocimiento. El diagnóstico temprano y la identificación precisa de la causa es importante porque el manejo de la enfermedad está dirigido por la gravedad de los síntomas y la causa de la enfermedad.

La meningitis, especialmente la meningitis bacteriana, no es común en los Estados Unidos, en gran parte como resultado de la inmunización de rutina contra las causas infecciosas más comunes.

Síntomas de meningitis

Los síntomas de la meningitis pueden desarrollarse con el paso de las horas o pueden empeorar durante varios días. La meningitis es más común en niños, aunque los adultos y los adolescentes también pueden desarrollar meningitis.

Los síntomas de meningitis incluyen:
Dolores de cabeza severos; dolores de cabeza leves o moderados pueden ser síntomas tempranos
Sensibilidad a la luz con dolor de cabeza.
Rigidez de nuca; los niños pueden arquear la cabeza hacia atrás o quejarse de dolor al intentar doblar la cabeza hacia el pecho.
Fiebre, que varía de grado bajo (alrededor de 100.5 grados) a grado alto (más de 104 grados)
Irritabilidad e inquietud.
Fatiga o somnolencia
Náuseas o vómitos

Una erupción, que generalmente no se blanquea (no se vuelve blanca cuando la presiona); más común con meningitis meningocócica
Convulsiones

Cambios en el estado mental, como confusión, letargo, delirio, alucinaciones o incluso coma.

Los recién nacidos y los bebés con meningitis no tienen los mismos síntomas clásicos de meningitis. En cambio, pueden experimentar irritabilidad, cansancio excesivo, disminución de la comida y bebida y vómitos. En el caso de la meningitis bacteriana, el punto blando en el cráneo (fontanela) también puede abultarse.

Causas de meningitis

Hay muchos microorganismos diferentes que pueden causar meningitis. Los virus, las bacterias y los hongos pueden provocar la afección.

Las causas más comunes son las infecciones contagiosas, que se pueden transmitir a través del intercambio de gotas respiratorias al toser, estornudar o besarse.

Meningitis viral

El término meningitis aséptica describe la meningitis que es causada por algo diferente a las bacterias y a menudo se usa para describir la meningitis viral.

leer también  La mejor forma natural de prevenir las infecciones de vejiga

Si bien solo un pequeño número de personas que se infectan con los virus que causan la meningitis en realidad desarrollarán meningitis viral, algunos virus que pueden causar la afección incluyen:

Los enterovirus son la causa viral más común de meningitis. La meningitis causada por enterovirus es más común entre junio y octubre.
Virus del herpes, incluido el virus de la varicela
Virus del sarampión
Virus de las paperas
Virus de la gripe
El virus del Nilo Occidental se transmite por una picadura de mosquito y es más común entre agosto y octubre. Además de los síntomas de meningitis, las personas con el virus a menudo tienen una erupción y glándulas inflamadas. El virus del Nilo Occidental ahora se ha encontrado en 46 estados y aproximadamente la mitad de las personas que desarrollan la enfermedad también desarrollan meningitis o encefalitis.
Virus de la coriomeningitis linfocítica

Meningitis bacterial

La meningitis bacteriana tiende a producir infecciones más graves que otros tipos de meningitis, con un mayor potencial de problemas a largo plazo. Puede volverse mortal en tan solo unas pocas horas. La causa bacteriana específica de la meningitis generalmente varía con la edad.

Las causas más comunes de meningitis bacteriana en bebés pequeños son:

E. coli

Estreptococo del grupo B
Listeria monocytogenes
Las causas bacterianas de meningitis en niños pequeños incluyen:

Streptococcus pneumoniae (pneumonococcus), que es el más común

Neisseria meningitides (meninogococo), el segundo más común
Haemophilus influenzae tipo B (Hib): esta fue una causa más común de meningitis en niños hasta la década de 1990, pero ahora es poco común debido a la vacunación.

Otras posibles causas, como la enfermedad de Lyme, sífilis, erliquiosis, leptospirosis y tuberculosis.

Las causas menos comunes de meningitis incluyen infecciones fúngicas que afectan el sistema nervioso central; uso de ciertos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y ciertos antibióticos, como el trimetoprim-sulfametoxazol; y afecciones no infecciosas que se caracterizan por inflamación, como enfermedades autoinmunes (poco frecuentes).

Remedios caseros y estilo de vida para la meningitis

El tratamiento para la meningitis se basa en la causa y la gravedad de la inflamación. El tratamiento se enfoca en reducir la hinchazón e inflamación alrededor del cerebro y en mantener su comodidad física a medida que se recupera. El tratamiento también incluirá antibióticos si su meningitis es causada por una infección bacteriana y antivirales para algunos tipos específicos de infecciones virales.

Remedios caseros y estilo de vida para la meningitis

Los remedios caseros se centran en la comodidad y el mantenimiento de la hidratación y la nutrición de los líquidos a medida que se recupera. La mayoría de las personas se recuperan de la meningitis, pero la enfermedad en sí misma puede hacer que se sienta agotado durante días o incluso semanas.

leer también  La mejor forma natural de prevenir las infecciones de vejiga

Soporte para el cuello

Si su dolor de cuello puede aliviarse con almohadas o ayudas suaves para el cuello, debe usar absolutamente todo lo que le brinde alivio y lo ayude a mantener una posición cómoda para su cuello.

Paquetes de hielo

La mayoría de las personas experimentan alivio con compresas de hielo o compresas frías colocadas en o cerca de la cabeza, el cuello o los hombros. Al igual que con el soporte para el cuello, debe usar lo que le haga sentir cómodo mientras se recupera de la meningitis.

Almohadillas para la cabeza

Puede experimentar cierto alivio con el calor, particularmente si ha desarrollado espasmos musculares en el cuello y los hombros como resultado del dolor persistente en la cabeza y el cuello.

Mantenerse hidratado

A menudo, las personas con meningitis se sienten agotadas y pueden tener una disminución del apetito. Es importante prestar especial atención a beber suficientes líquidos para evitar deshidratarse. Esto no puede curar su meningitis, pero puede ayudarlo a recuperarse más rápido una vez que se resuelva la inflamación o infección.

Mantener una nutrición adecuada

Al igual que con la bebida, puede estar demasiado exhausto para comer, pero intente comer durante su recuperación para poder recuperarse más rápido una vez que se resuelva la meningitis.

Descanso

Mantener suficiente descanso es vital para la recuperación de una infección e inflamación. Si usted o su hijo tienen meningitis, descansar lo suficiente mientras se recupera puede ayudar a que su cuerpo sane.

صورة ذات صلة

Terapias sin receta

Los tratamientos de venta libre pueden usarse para controlar el dolor y la incomodidad de la meningitis. No pueden ayudar a resolver la inflamación o la infección, pero el dolor y los dolores pueden ser molestos, por lo que es posible que desee aliviar estos síntomas con medicamentos leves.

Del mismo modo, si su hijo tiene meningitis, los analgésicos y los tratamientos antiinflamatorios, a las dosis recomendadas para los niños, pueden brindarle un poco de alivio a medida que se recupera.

AINE

Varios medicamentos, incluidos el ibuprofeno y el naproxeno, pueden ayudar a aliviar el dolor. Estos medicamentos también tienen efectos antiinflamatorios, que pueden ayudar con algo del dolor de cuello. Sin embargo, el efecto antiinflamatorio no es lo suficientemente fuerte como para tratar la inflamación de la meningitis en sí.

Acetaminofeno (Tylenol)

Tylenol y dosis más altas de Tylenol Extra Strength pueden proporcionar alivio para su cuello y dolores de cabeza para que se sienta más cómodo durante unas horas, especialmente si el dolor es de intensidad leve a moderada.

leer también  La mejor forma natural de prevenir las infecciones de vejiga

Recetas
Los medicamentos recetados para la meningitis incluyen medicamentos antibióticos destinados a tratar la infección si es causada por bacterias y, a veces, medicamentos antivirales si un virus causa la infección.

Antibióticos

Si su meningitis es causada por una bacteria que se identifica, entonces deberá tomar antibióticos, la mayoría de las veces administrados por vía intravenosa (IV).

A menudo, su médico puede seleccionar los antibióticos adecuados para tratarlo antes de identificar el tipo específico de bacteria que está causando su meningitis, según su historial médico, síntomas y exposiciones recientes. La identificación de la infección bacteriana puede demorar algunos días y, en los raros casos en que la infección requiera un antibiótico diferente, su médico puede cambiar su terapia.

Antivírico

Si su prueba de meningitis viral es positiva y puede tratarse con medicamentos, su médico puede recetarle un medicamento antiviral. La mayoría de las veces, la meningitis viral mejora por sí sola sin un tratamiento específico.

Esteroides

Los esteroides IV (intravenosos) u orales (por vía oral) se pueden usar para reducir la inflamación en casos seleccionados de meningitis en los que se considera que la inflamación es lo suficientemente preocupante como para causar daño.

Diuréticos

A veces, la meningitis puede hacer que se acumule líquido en el cerebro. En estos casos, su médico puede recetarle un diurético.

Vacunas

Las vacunas se encuentran entre las formas más efectivas para prevenir la meningitis infecciosa. Las vacunas meningocócica, Haemophilus influenzae tipo B (Hib) y conjugada neumocócica (PCV) pueden prevenir la meningitis y se ha demostrado que previenen las muertes relacionadas con la meningitis.

Medicina Complementaria (CAM)

En general, no se recomiendan terapias alternativas para el tratamiento de la meningitis. Sin embargo, la atención integral, que se centra en un enfoque de base amplia para tratar la enfermedad, puede ayudar a la mejora general.

Extracto de Evodia

Un interesante estudio de investigación en Corea analizó el extracto de las raíces Evodia lepta, una planta medicinal que se ha utilizado para el tratamiento de la meningitis y la hepatitis. La planta parece tener propiedades antiinflamatorias cuando se examina en un laboratorio.3

Manejo del estrés

La ansiedad y el estrés pueden interferir con la función óptima de su sistema inmunológico, prolongando su enfermedad. Por lo tanto, las medidas para disminuir el estrés pueden ser beneficiosas durante el tratamiento de la meningitis.

verywellhealth.com medicalnewstoday.com webmd.com mayoclinic.org

Comparte y difunde el amor
No te lo pierdas también
Etiquetas

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker