MujeresRemedios caserosslider

Quistes vaginales: 10 remedios caseros para ellos

Comparte y difunde el amor

Quistes vaginales es un bulto de tejido líquido o semisólido que puede desarrollarse a lo largo de las paredes de la vagina, generalmente cerca de la abertura de la vagina. Pueden variar en tamaño desde tan pequeños como un guisante hasta tan grandes como una naranja.

Los quistes vaginales generalmente se forman cuando una glándula o conducto se obstruye, lo que hace que se acumule líquido u otro material en el interior.

Tipos de quistes vaginales

Algunos tipos de quistes son causados ​​por lesiones durante el parto, una cirugía o como resultado del material que queda después del nacimiento del bebé.
Los quistes vaginales se presentan en una variedad de formas diferentes. Estos incluyen los siguientes:

Quistes de la glándula de Bartholin:

Estos son quistes llenos de líquido que se forman en las glándulas de Bartholin, que se encuentran a ambos lados de la abertura vaginal. Las glándulas producen líquido que lubrica los labios externos de la vagina.

Quistes de inclusión:

Por lo general, se forman en la parte inferior de la espalda de la pared vaginal. Suelen ser muy pequeños y es poco probable que se noten. También son una de las formas más comunes de quistes que pueden desarrollarse en la vagina. Pueden ser causadas por lesiones durante el parto o una cirugía.

Quistes de Müller:

Estos son otro tipo común de quiste que se forma como resultado del material que queda cuando se desarrolla un bebé. Crecen en cualquier parte de las paredes vaginales y a menudo contienen moco.

Quistes del conducto de Gartner:

Estos pueden ocurrir cuando los conductos en un embrión en desarrollo no desaparecen como deberían después del nacimiento de un bebé. Los conductos sobrantes pueden convertirse en quistes vaginales con el tiempo.

Quistes vaginales: 10 remedios caseros para ellos
Quistes vaginales: 10 remedios caseros para ellos

 

quistes vaginales: aquí están los 10 mejores remedios caseros para ello.

Baño de asiento

Tomar un baño de asiento es beneficioso para reducir las molestias de los quistes vaginales. Puede ayudar a aliviar la irritación y estimular la curación al promover el drenaje del quiste.

Además, los baños de asiento ayudan a mantener el área limpia y reducen el riesgo de infección.
Llene parcialmente una bañera con agua tibia.
Mezcle de 1 a 2 cucharadas de sal de Epsom en el agua.
Remoje solo su área genital durante unos 15 minutos a la vez o hasta que el agua pierda su calor.
Seque suavemente después.
Tome un baño de asiento 2 o 3 veces al día durante una semana.
También puede comprar un kit de baño de asiento que puede colocar sobre el asiento del inodoro para facilitar el remojo.

leer también  El asma: remedios caseros rápidos sin efectos secundarios

Vinagre de sidra de manzana

Otro remedio eficaz y fácil para los quistes vaginales es el vinagre de sidra de manzana. La naturaleza ácida del vinagre de sidra de manzana puede ayudar a reducir el tamaño y la hinchazón de los quistes vaginales.

Como el vinagre de sidra de manzana ayuda a mantener el nivel de pH de la vagina, reduce aún más el riesgo de infección e incluso previene el desarrollo de más quistes.

Mezcle 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana orgánico, crudo y sin filtrar en ½ taza de agua tibia. Remoje una bola de algodón en esta solución y colóquela directamente sobre el quiste durante 1 minuto. Repita 3 o 4 veces al día durante unos días. O puede dejarlo colocado durante 20 a 30 minutos, una vez al día hasta que el quiste se ablande. Si puede soportarlo, puede mezclar cantidades iguales de vinagre de sidra de manzana y agua y usar esta solución en su lugar. Para ayudar a calmar el área, luego puede aplicar aceite de coco en el quiste.
Alternativamente, vierta 1 taza de vinagre de sidra de manzana crudo y sin filtrar en una bañera llena de agua tibia. Remoja la parte inferior del cuerpo en el agua durante 15 minutos. Hazlo 2 o 3 veces al día.
Además, agregue 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana crudo y sin filtrar a un vaso de agua tibia y bébalo dos veces al día para promover la curación desde adentro.

Compresa caliente

Aplicar una compresa tibia a un quiste es otra forma fácil y efectiva de suavizarlo y estimular el drenaje, lo que a su vez ayuda en el proceso de curación.

Una compresa tibia también ayuda a matar las bacterias para reducir el riesgo de infección y combate la inflamación.

Remoja un paño en agua caliente y escurre el exceso de agua.
Mantenga el paño tibio sobre el área afectada durante unos minutos.
Repita 3 o 4 veces al día hasta que el líquido comience a drenar del quiste.
Precaución: tenga cuidado de no quemar el tejido delicado del área vaginal.

leer también  Caspa:15 remedios caseros para curarla naturalmente

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té realmente puede ayudar con el dolor y la inflamación asociados con los quistes vaginales. Es particularmente bueno para tratar los quistes de Bartholin.

No solo el dolor, el aceite de árbol de té también ayuda a deshacerse de las bacterias dañinas en el área vaginal y, por lo tanto, reduce el riesgo de infección. De hecho, ayuda a drenar el quiste en 1 o 2 días.

Mezcle 2 o 3 gotas de aceite de árbol de té 100% en 2 cucharaditas de aceite de coco. Con una bola de algodón, aplique este aceite sobre el quiste. Déjelo por 20 minutos, luego enjuague con agua tibia. Use este remedio una o dos veces al día o según sea necesario.
Además, agregue de 3 a 5 gotas de aceite de árbol de té a una taza de agua. Use esta solución para enjuagar el área afectada varias veces al día.

Cúrcuma

La cúrcuma también funciona muy bien para tratar los quistes vaginales. El compuesto de curcumina en la cúrcuma funciona como un agente antiinflamatorio que ayuda a combatir el dolor y la inflamación.

Además, la cúrcuma es un antiséptico natural, lo que significa que puede ayudar a prevenir y tratar cualquier infección.

Mezcle 1 cucharadita de cúrcuma en polvo y un poco de aceite de coco para hacer una pasta. Aplique la pasta sobre el quiste y déjela reposar durante un par de horas. Enjuague el área con agua tibia. Repita nuevamente hasta que el quiste reviente.
Además, beba un vaso de leche caliente con 1 cucharadita de cúrcuma en polvo mezclada para promover la curación y controlar el dolor.
Tenga cuidado al aplicar pasta de cúrcuma, ya que puede provocar manchas amarillentas en la tela y la piel.

Ajo

El ajo es otro remedio casero eficaz para cualquier tipo de quistes vaginales, principalmente por sus potentes propiedades antibióticas. Ayuda a matar las bacterias presentes alrededor de los quistes, lo que reduce el riesgo de infección.

Cuando se ingiere, el ajo también ayuda a estimular el sistema inmunológico para ayudar a combatir las infecciones y promover la curación.

Aplica un poco de ajo machacado sobre el quiste durante 2 minutos. Enjuague bien con agua tibia. Puede seguir con la aplicación de aceite de coco para reducir la picazón que podría haber causado el ajo. Hágalo 1 o 2 veces al día.
Además, puede comer 1 diente de ajo machacado 2 o 3 veces al día, seguido de un vaso de agua, para aumentar su inmunidad.

leer también  diga adiós a la acidez crónica con estos consejos y remedios caseros

Aspirina

También puede usar aspirina para hacer que el quiste drene. Sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias ayudan a combatir el dolor y la inflamación, así como a reducir el riesgo de infección.

Triture algunas tabletas de aspirina hasta que se formen polvo.
Mezclar con un poco de agua para formar una pasta. En lugar de agua, también puede usar aceite de ricino (el aceite también ayudará a reducir la inflamación y ayudará a la curación).
Aplica esta pasta sobre el quiste vaginal.
Déjelo actuar durante 5 minutos, luego enjuague con agua tibia.
Haga esto una o dos veces al día.

Aloe vera

Para tratar los quistes vaginales, el aloe vera es muy eficaz.

Tiene propiedades curativas y antiinflamatorias que ayudan en el proceso de curación y reducen la inflamación.
Extraiga el gel de aloe vera fresco de una hoja de la planta de aloe y aplíquelo directamente sobre el quiste. Déjelo reposar durante 15 a 20 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia. Repite 3 o 4 veces al día.
Alternativamente, mezcle 1 cucharada de gel de aloe vera con ¼ de cucharadita de cúrcuma en polvo. Revuelva hasta que la mezcla forme una pasta. Aplicar la mezcla sobre el quiste. Déjelo actuar de 20 a 30 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia. Hágalo una vez al día.

Yogur

Otro buen ingrediente que se puede utilizar para tratar los quistes vaginales es el yogur.

Al ser rico en bacterias lactobacillus, el yogur griego ayuda a restaurar el nivel de pH vaginal normal. Esto inhibe la actividad de los organismos infecciosos que pueden causar una infección, lo que empeoraría la condición y retrasaría el proceso de curación.
Además, reduce el olor vaginal.

Remoje una bola de algodón en yogur natural y aplíquelo en el área afectada. Déjelo actuar durante unas horas, luego enjuague bien el área. Hazlo 2 o 3 veces al día.
Además, puede comer de 1 a 2 tazas de yogur al día.

Sepia

Un remedio probado con el tiempo para los quistes vaginales es la sepia. La sepia está hecha del pigmento gris parduzco oscuro obtenido del saco de tinta de la sepia.

La sepia es un remedio eficaz para combatir la inflamación y el dolor asociados con los quistes vaginales. También se puede utilizar para prevenir el desarrollo de quistes adicionales.

Está disponible en clínicas homeopáticas en gránulos o en forma líquida. Para la dosis correcta, consulte a su médico.

top10homeremedies.com

 


Comparte y difunde el amor
No te lo pierdas también
Etiquetas

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker