la diabetesRemedios caserosslider

Remedios caseros para el dolor del nervio diabético

La neuropatía diabética es el resultado del daño a los nervios causado por los efectos tóxicos del nivel alto de azúcar en sangre y la mala circulación sanguínea.

Millones de personas padecen diabetes. Según la Organización Mundial de la Salud, el número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. La OMS también proyecta que la diabetes figurará como la séptima causa principal de muerte para el año 2030. La diabetes se considera una mortal enfermedad. Si no se controla, el nivel alto de azúcar en sangre puede afectar diferentes partes del cuerpo y provocar diferentes complicaciones. Una de esas complicaciones de salud comunes asociadas con la diabetes es la neuropatía diabética.

La neuropatía diabética es el resultado del daño a los nervios causado por los efectos tóxicos del nivel alto de azúcar en sangre y la mala circulación sanguínea. De hecho, un nivel de azúcar en sangre constantemente alto puede dañar los nervios periféricos que son responsables de comunicar mensajes entre el cerebro o la médula espinal y el resto del cuerpo.

Como consecuencia de esta forma progresiva de daño a los nervios, es posible que experimente una pérdida gradual de la sensibilidad, así como dolor y debilidad en las áreas afectadas, generalmente los pies y, a veces, también las manos.

Aunque la neuropatía diabética es una complicación bastante común con un abrumador 60% de los diabéticos que sufren algún tipo de daño nervioso, ciertos factores hacen que uno sea cada vez más susceptible a ella.

Un estudio de 2010 realizado por el American Family Physician informa que el dolor neuropático periférico diabético afecta la funcionalidad, el estado de ánimo y los patrones de sueño de aproximadamente el 10% al 20% de los pacientes con diabetes mellitus.

Remedios caseros para el dolor del nervio diabético
Remedios caseros para el dolor del nervio diabético

¿Qué causa la neuropatía diabética?

La neuropatía diabética es, en general, el resultado de una lucha prolongada contra la diabetes. Principalmente arraigado en los niveles sostenidos de azúcar en sangre, el daño a los nervios tiende a agravarse cuando su diabetes no se maneja adecuadamente durante un largo período de tiempo. Otros factores que contribuyen a la neuropatía diabética incluyen:

Niveles elevados de colesterol que causan daño a los vasos sanguíneos.
Daño físico a los nervios en forma de lesión mecánica o compresión, así como debido a cirugía.
Opciones de estilo de vida desfavorables, como fumar o consumir alcohol en exceso
Dicha neuropatía también se remonta a una deficiencia de vitamina B12, que empeora con la metformina, un medicamento común que se usa para controlar la diabetes. Su proveedor de atención médica puede descartar cualquier deficiencia de vitaminas mediante la realización de un simple análisis de sangre.

Síntomas de la neuropatía diabética

La neuropatía diabética puede presentar distintos síntomas según el tipo específico de neuropatía y los nervios afectados. Al inicio, los síntomas asociados con diferentes formas de neuropatía diabética son generalmente leves y leves y, a menudo, tienden a pasar desapercibidos. De hecho, algunas personas no experimentan ningún síntoma.

A medida que la neuropatía empeora progresivamente con más y más fibras nerviosas afectadas con el tiempo, los síntomas se vuelven más pronunciados. Lo que puede comenzar como entumecimiento, hormigueo o dolor en los pies puede escalar a un grado más grave y resultar en pérdida sensorial, dificultades de coordinación e incluso problemas motores (de movimiento).

La neuropatía diabética afecta inicialmente a los nervios periféricos y el daño se siente primero en las extremidades, particularmente en los pies. A medida que continúe lidiando con la diabetes a lo largo de varios años, el daño resultante a los nervios progresa gradualmente de manera más central y puede terminar afectando también al sistema nervioso involuntario (autónomo).

Algunos de los síntomas comunes del daño del nervio diabético incluyen:

Entumecimiento, hormigueo, dolor punzante o sensación alterada en los dedos de los pies, pies, piernas, manos, brazos y dedos
Dolor en piernas, caderas y muslos.
Adelgazamiento o atrofia de los músculos de la región afectada.
Movimiento deficiente debido a la dificultad para levantar la parte delantera del pie y los dedos de los pies, lo que se conoce como pie caído
Espasmos y calambres musculares
Dificultad para enfocar los ojos, lo que a veces resulta en visión doble.
Indigestión, náuseas o vómitos
Diarrea o estreñimiento, especialmente por la noche.
Hinchazón o eructos
Mareos o desmayos al ponerse de pie debido a caídas repentinas de la presión arterial.
Problemas para orinar, como dificultad para comenzar a orinar, no sentir la vejiga llena e incapacidad para vaciar la vejiga por completo
Disfunción eréctil (impotencia) o problemas de eyaculación en los hombres.
Sequedad vaginal, bajo deseo sexual y dificultad para alcanzar el orgasmo en las mujeres.
Debilidad o parálisis muscular que afecta a uno o varios músculos.
Pérdida de peso
Patrones de transpiración anormales, que incluyen sudar demasiado o muy poco y, en consecuencia, una regulación inadecuada de la temperatura corporal.
Hinchazón en el abdomen
Desconocimiento de la hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre), una condición en la que el cuerpo no reconoce los síntomas de la hipoglucemia

Remedios caseros para el dolor del nervio diabético
Remedios caseros para el dolor del nervio diabético

Diagnóstico del dolor del nervio diabético

Para el diagnóstico preliminar de neuropatía diabética, su médico tendrá en cuenta sus síntomas e historial médico. A partir de entonces, tendrá que pasar por un examen físico antes de que el médico pueda darle su veredicto clínico.

Este diagnóstico presuntivo estará respaldado por una serie de pruebas definitivas diseñadas específicamente para estimar la pérdida de la función nerviosa. Por ejemplo, los estudios de conducción nerviosa tienen como objetivo medir la velocidad de las señales nerviosas en los brazos y las piernas, y la electromiografía evalúa las descargas eléctricas producidas en los músculos.

En la misma línea, su médico puede sentir la necesidad de realizar algunas pruebas adicionales de la función del sistema nervioso para llegar a un diagnóstico más concluyente. Un examen clínico puede identificar signos tempranos de neuropatía en diabéticos sin síntomas.

Tratamiento para el dolor del nervio diabético

El tratamiento para el dolor del nervio diabético depende principalmente de retrasar o detener la degeneración de los vasos sanguíneos y los nervios, provocada por niveles incontrolados de azúcar en sangre. Otra faceta de la mayoría de los planes de tratamiento comúnmente disponibles es disminuir la gravedad de los síntomas asociados con la enfermedad.

Controlar los niveles elevados de azúcar y reducirlos al rango normal es quizás el requisito previo más importante para que cualquier estrategia de tratamiento produzca resultados positivos.

Su médico considerará todos los marcadores de salud necesarios antes de establecer un curso general de tratamiento para lograr y mantener un control glucémico adecuado a través de la dieta, el ejercicio y los medicamentos. Además, es necesario vigilar atentamente los pies.

Una de las complicaciones más comunes pero potencialmente mortales de la neuropatía diabética es la pérdida gradual de la sensibilidad en el pie. Debido a esta sensibilidad obstaculizada, los diabéticos a menudo no son conscientes de las lesiones en los pies que no se tratan durante mucho tiempo.

Esta negligencia puede tener un giro feo, ya que su pie lesionado podría infectarse y desarrollar úlceras y gangrena. Una vez que la situación se sale de control, es posible que el médico tenga que recurrir a tratamientos quirúrgicos para corregir las complicaciones podiátricas, como la extirpación quirúrgica de tejido muerto o en descomposición, así como la amputación parcial o completa del pie.

El médico también puede recomendar baños calmantes y recetar ciertos analgésicos, antidepresivos y anticonvulsivos para aliviar el dolor y el malestar asociados con la neuropatía diabética. La eficacia de cualquiera de estos tratamientos depende de qué tan bien se controle la diabetes.

Hasta el 60% de las personas con diabetes tipo 1 han logrado evitar la neuropatía diabética simplemente manteniendo un control estricto sobre sus niveles de azúcar en sangre de manera que permanezcan dentro de los límites estipulados.

Remedios caseros para el dolor del nervio diabético
Remedios caseros para el dolor del nervio diabético

Remedios caseros para el dolor del nervio diabético.

Aquí hay algunos remedios caseros para el dolor del nervio diabético.

Aplicar crema de capsaicina
La capsaicina tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir el dolor nervioso debido a la diabetes.
Cuando se aplica tópicamente, la crema de capsaicina produce una sensación de calor que ayuda a reducir el dolor.
En un estudio clínico publicado en Acta Diabetologica, los investigadores encontraron que cuando se aplicó capsaicina tópica a los pies de pacientes con neuropatía diabética sintomática, la capsaicina ayudó a mejorar los síntomas, incluido el umbral de percepción del dolor.
Hay cremas de capsaicina tópicas analgésicas de venta libre disponibles en concentraciones que varían de 0.025% a 0.075% de capsaicina. Todo lo que necesita hacer es aplicar la crema en las áreas afectadas por el dolor dos o tres veces al día. Sin embargo, asegúrese de no aplicar la crema de capsaicina sobre la piel rota o irritada.

El ejercicio regular puede ser beneficioso
Para tratar el dolor del nervio diabético, el ejercicio regular es imprescindible.
El ejercicio ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a los nervios dañados y ayuda a que los nervios dañados vuelvan a su condición normal. El ejercicio también ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, aumenta sus niveles de tolerancia al dolor de los nervios y mantiene su diabetes bajo control.
Un estudio de 2015 publicado en Pain Medicine encontró que la interferencia del dolor percibido puede reducirse después de una intervención de ejercicio aeróbico entre personas con neuropatía periférica diabética dolorosa, sin un cambio en la intensidad del dolor.

Otro estudio publicado en el Journal of Diabetes and its Complications en 2012 informa mejoras en la ramificación de las fibras nerviosas neuropáticas y cutáneas después del ejercicio supervisado en personas con neuropatía periférica diabética.

Para aprovechar los beneficios del ejercicio, no es necesario inscribirse en un gimnasio y realizar una rutina de ejercicio rigurosa. Simplemente puede caminar o nadar.

Beber té de jengibre

El jengibre se ha utilizado como terapia a base de hierbas en la medicina china e india durante siglos para ayudar a aliviar el dolor.
Su poderosa sustancia antiinflamatoria conocida como gingerol lo convierte en un remedio eficaz para el dolor del nervio diabético. Incluso puede aumentar la movilidad entre las personas con dolor crónico. El jengibre también ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Un estudio publicado en el Iranian Journal of Pharmaceutical Research en 2015 informa que los suplementos de jengibre en polvo pueden ayudar a mejorar el azúcar en sangre en ayunas. En este estudio, los participantes recibieron 2 gramos de jengibre todos los días durante 12 semanas y ayudó a reducir los niveles de hemoglobina A1c, apolipoproteína B, apolipoproteína A-1 y malondialdehído.
Trate de beber 2-3 tazas de té de jengibre al día. Para hacer el té, hierva 1 taza de agua y agregue 1 cucharada de rodajas de jengibre picado. Déjelo reposar durante 5-10 minutos y su té estará listo.
Además, tome suplementos de jengibre, pero solo después de consultar a su médico.

Potencial curativo del ácido alfa lipoico
El ácido alfa lipoico (ALA), un tipo de ácido graso, es otro posible remedio alternativo para tratar el dolor nervioso relacionado con la diabetes.
En primer lugar, ALA ayuda a combatir los radicales libres, que causan daño celular. En segundo lugar, ayuda a restaurar el funcionamiento de las células nerviosas dañadas y previene daños mayores. También ayuda al cuerpo a ser más sensible a la insulina.
Un estudio de 2009 publicado en Review of Diabetic Studies informa que el ALA puede ayudar a mejorar la velocidad de conducción del nervio motor en la neuropatía diabética experimental y protege los nervios periféricos de la isquemia en ratas.
Otro estudio publicado en el Netherlands Journal of Medicine en 2010 encontró que cuando se administra por vía intravenosa en una dosis de 600 mg una vez al día durante un período de tres semanas, el ALA conduce a una reducción significativa y clínicamente relevante del dolor neuropático (grado de recomendación A).
Puede encontrar ALA en alimentos como las coles de Bruselas, el brócoli, los guisantes, el salvado de arroz y las patatas. Incluso puede tomar suplementos, pero solo después de consultar a su médico.

Masajear el área afectada
El dolor del nervio diabético se puede tratar con una simple terapia de masaje. Un masaje suave a lo largo y a los lados del área afectada ayudará a mejorar la circulación sanguínea y ayudará en la curación de los nervios dañados. El masaje incluso ayuda a mejorar el rango de movimiento.
Un estudio publicado en Diabetes Spectrum sugiere que el masaje puede tener un efecto positivo sobre los niveles de glucosa en sangre y los síntomas de la neuropatía diabética.

Otro estudio de 2017 publicado en el Journal of Nursing Scholarship informa que el masaje de aromaterapia es una intervención de enfermería no farmacológica simple y eficaz que se puede utilizar para controlar el dolor neuropático y mejorar la calidad de vida en pacientes con neuropatía dolorosa.
Aplique un poco de aceite de mostaza, oliva o coco tibio en el área afectada.
Masajee el área con movimientos largos y suaves durante 5 a 10 minutos.
Después del masaje, envuelva el área con una toalla tibia.
Haz esto varias veces al día.

Limite su consumo de alcohol
Beber de vez en cuando no es malo, pero beber demasiado alcohol está asociado con la neuropatía diabética. De hecho, una dosis alta de alcohol es tóxica para los nervios y puede provocar un daño nervioso severo y empeorar la neuropatía.
Beber en exceso incluso hace que su cuerpo sea deficiente en algunos nutrientes y, por lo tanto, debe evitarse por completo.
Un estudio publicado en Alcohol Health & Research World informa que los episodios ocasionales de consumo de alcohol generalmente no empeoran el control del azúcar en sangre en personas con diabetes y pueden incluso tener efectos beneficiosos. Sin embargo, el consumo regular de incluso cantidades moderadas de alcohol interfiere claramente con el control del azúcar en sangre de los diabéticos y aumenta el riesgo de neuropatía periférica.
El consumo excesivo de alcohol también aumenta el riesgo de neuropatía alcohólica.
Un estudio publicado en el British Journal of Clinical Pharmacology informa que la neuropatía alcohólica implica un deslizamiento causado por el daño a los nervios que resulta del consumo excesivo de alcohol a largo plazo y se caracteriza por ardor espontáneo, hiperalgesia y alodinia.
Limite el consumo de alcohol a no más de cuatro tragos por semana y, si es posible, evítelo por completo.

Dejar de fumar
Si sufre de dolor en el nervio diabético, es hora de dejar de fumar. Fumar hace que sus vasos sanguíneos se contraigan, afectando su circulación. Esto, a su vez, hace que los nervios periféricos reciban menos sangre rica en nutrientes, lo que puede provocar más dolor.
Un estudio publicado en el Journal of General Internal Medicine en 2015 informa que fumar está asociado con un mayor riesgo de neuropatía por dolor diabético en personas con diabetes. Sin embargo, se necesitan más estudios para probar si esta asociación es causal y si dejar de fumar reduce el riesgo de neuropatía por dolor diabético en adultos con diabetes.

Otro 2017 publicado en la Sociedad Turca de Algología encontró que el tabaquismo es un factor de riesgo para el dolor neuropático. Según este estudio, la posibilidad de dolor neuropático aumenta a medida que aumenta la duración del tabaquismo y el nivel de adicción, y con la diabetes, esta tasa aumenta aún más. Es extremadamente importante que los fumadores estén informados sobre estos hechos y posibilidades.

Alivie el dolor con la atención quiropráctica
La atención quiropráctica es un tratamiento natural cada vez más popular para el tratamiento del dolor nervioso asociado con la diabetes.
Diferentes técnicas que incluyen palpación, presión, masajes, programas de ejercicio y asesoramiento sobre el estilo de vida se utilizan juntas para ayudar a reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación.
Estas técnicas ayudan mucho a mejorar el rango de movimiento al aflojar los músculos tensos, ayudando en la circulación y la conexión nerviosa. Además, es muy relajante para todo el cuerpo.
Según un informe de 2015 de Diabetes News Journal, la atención quiropráctica es un tratamiento eficaz para la neuropatía periférica porque se dirige a la causa raíz de los síntomas de dolor del paciente.
Asegúrese siempre de elegir un centro quiropráctico calificado y de renombre.

La acupuntura puede brindar alivio
Al igual que la atención quiropráctica, la acupuntura es otra opción eficaz para tratar el dolor del nervio diabético.
En este tipo de terapia tradicional china, ciertos puntos del cuerpo se estimulan con agujas para ayudar a relajar los músculos tensos, estimular la circulación sanguínea y curar los nervios dañados. Esto, a su vez, reduce el dolor.

Un estudio de 2010 publicado en el Journal of Acupuncture and Meridian Studies informa que la acupuntura puede ser clínicamente útil para el tratamiento radical de la neuropatía periférica diabética.
Otro estudio publicado en el Journal of Translational Medicine & Research en 2017 sugiere que la terapia acupuntural tiene el potencial de tratar una variedad de síntomas de diabetes tipo 2, que incluyen hiperglucemia, neuropatía diabética y otras complicaciones relacionadas con el dolor.
Siempre haga que la acupuntura sea realizada por un acupunturista capacitado y experimentado.

top10homeremedies.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba