Remedios caserosslider

Remedios naturales para los dolores de oído

El dolor de oído puede ser agudo, penetrante y muy incómodo. Aunque es dolorosamente frustrante, muchas veces puede no ser peligroso.

El dolor de oído puede ser agudo, penetrante y muy incómodo. Aunque es dolorosamente frustrante, muchas veces puede no ser peligroso. Los dolores de oído ocurren en todas las edades y muchos factores pueden estar detrás de esto. Razones comunes: infección de oído, sinusitis, caries, orificio en el tímpano, cerumen, amigdalitis y acumulación de líquido en el oído medio.

Otras causas incluyen el resfriado común, obstrucción en el conducto nasal, daño físico en el interior del oído, aumento de la presión del aire, etc. Los dolores de oído son más frecuentes en los niños pequeños que en los adultos.

La tendencia actual en medicina es no prescribir antibióticos a menos que sea necesario para tratar infecciones de oído. Por lo general, la infección del oído desaparece por sí sola en unos pocos días.

El dolor de oído es una señal del cuerpo de que algo anda mal. Por tanto, es importante encontrar la raíz del problema o dónde se origina el dolor antes de encontrar un remedio adecuado. Después de una evaluación cuidadosa, pruebe una solución que corresponda a su problema.

Un simple dolor de oído se puede solucionar fácilmente en casa con remedios naturales. Es probable que tenga uno o más de estos disponibles en su cocina.

los 10 mejores remedios caseros para los dolores de oído.
los 10 mejores remedios caseros para los dolores de oído.

los 10 mejores remedios caseros para los dolores de oído.

Nota: Si no obtiene alivio con estos remedios caseros o si tiene fiebre que acompaña al dolor de oído, pus o secreción de sangre del oído, vértigo, aumento de la intensidad del dolor de oído o pérdida auditiva, consulte a un médico de inmediato.

Aceite de oliva y aceite de árbol de té

El aceite de oliva puede aliviar rápidamente el dolor de oído. Aunque no hay evidencia científica directa, un artículo publicado en 2001 sugiere que una gota para el oído a base de hierbas naturopáticas con aceite de oliva como base es comparable a las gotas anestésicas para aliviar el dolor asociado con la otitis media aguda (OMA).
Sirve como lubricante y ayuda a eliminar una infección en el oído.
El aceite de oliva también puede ser útil para detener las sensaciones de zumbido dentro de los oídos.
Se puede usar en combinación con aceite de té de árbol para reducir el dolor de oído. El aceite de árbol de té es bien conocido por sus poderosas propiedades antifúngicas, antisépticas y antiinflamatorias.

Ha demostrado un efecto prometedor contra varias cepas de bacterias. Un estudio de 2005 sugirió el papel potencial del aceite esencial de árbol de té en la lucha contra las infecciones del oído externo.

Ponga 3 o 4 gotas de aceite de oliva tibio en forma de gotas para los oídos en el canal auditivo una vez al día durante unos días.
Alternativamente, puede sumergir un bastoncillo de algodón en el aceite y colocarlo firmemente en el oído.
Otra opción es agregar 2 o 3 gotas de aceite de árbol de té a 4 a 6 gotas de aceite de oliva ligeramente calentado. Ponga unas gotas de esta mezcla en su oído con una bola de algodón limpia. Déjelo durante 5 a 10 minutos, luego incline la cabeza hacia abajo para drenar el aceite.
También puede usar aceite de mostaza o aceite de coco de la misma manera.

Garlic

El ajo tiene propiedades analgésicas y antibióticas, que ayudan a reducir el dolor de oído causado por una infección de oído.

Un estudio publicado en 2001 mostró que un medicamento naturopático que contenía ajo funcionaba tan bien como el medicamento estándar en gotas para el oído que se usa para tratar el dolor de oído.

Caliente 1 cucharadita de ajo picado en 2 cucharadas de aceite de sésamo. Enfriar y filtrar el aceite. Pon 2 o 3 gotas de este aceite de ajo en el oído adolorido.
Otra opción es extraer el jugo de unos dientes de ajo y ponerlo en la oreja que duele.
También puede utilizar aceite de oliva o mostaza para extraer el aceite de ajo.

Cebolla
Cebolla

Cebolla

La cebolla es uno de los remedios caseros más fáciles de conseguir para el dolor de oído. Las cebollas tienen propiedades antibióticas, antioxidantes y antiinflamatorias.

Son ricas en dos tipos de compuestos, flavonoides y sulfóxidos de alquenil cisteína, responsables de las propiedades beneficiosas para la salud de la cebolla. Además, las propiedades antisépticas y antibacterianas de las cebollas funcionan bien para tratar el problema.

Extraiga 1 cucharada de jugo de cebolla de una cebolla rallada y caliéntela a fuego lento. Luego, ponga 2 o 3 gotas del jugo en el oído afectado 2 o 3 veces al día.
Machaca una cebolla fresca y envuélvela bien en un paño limpio. Sostenga el paño sobre el oído infectado durante 5 a 10 minutos. Haz esto varias veces al día.
Pica y cocina en el microondas una cebolla pequeña durante 1 o 2 minutos. Colar el jugo una vez que se enfríe y colocar unas gotas en el oído adolorido. Déjelo por 10 minutos, luego incline la cabeza y escúrralo. Haga esto 1 o 2 veces al día.

Envases fríos / calientes

Poner calor húmedo alrededor de un oído infectado puede funcionar como un gran analgésico. Puede usar esto tanto para adultos como para niños, ya que es un remedio muy seguro.

Simplemente envuelva una bolsa de agua caliente en una toalla y presiónela contra el oído adolorido durante unos minutos.
Las bolsas de hielo también se pueden usar para el dolor de oído de la misma manera. Coloque una bolsa de hielo sobre la oreja y presiónela sobre la oreja afectada durante unos minutos.
También puede colocar compresas frías y calientes alternativamente en el oído adolorido durante 10 minutos.
Siga cualquiera de estos remedios varias veces al día según sea necesario.

Jengibre

El jengibre tiene fuertes propiedades antiinflamatorias que pueden ser útiles para tratar las infecciones del oído. También es un excelente analgésico natural.

Se cree que el aceite de jengibre tiene propiedades antioxidantes. Según el sistema de medicina ayurvédica, el jugo de jengibre caliente se usa para tratar los dolores de oído.

Extraiga el jugo del jengibre fresco y colóquelo en el canal auditivo externo, pero no directamente dentro del oído, para aliviar el dolor y reducir la inflamación.
Otra opción es mezclar 1 cucharadita de raíz de jengibre rallada fresca en 2 cucharadas de aceite de oliva. Déjelo en infusión durante 5 a 10 minutos, luego ponga unas gotas del aceite en el oído adolorido.
Puede seguir cualquiera de estos remedios 1 o 2 veces al día.

Albahaca

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y analgésicas, la albahaca se considera buena para aliviar los dolores de oído.

Esto fue corroborado por un artículo publicado en 2005 que mostró que el aceite esencial de albahaca curó la infección del oído en 56 a 81 por ciento de los animales en un modelo experimental en comparación con el del grupo placebo.
Triturar unas hojas de albahaca y extraer el jugo.
Ponga tres o cuatro gotas de este jugo en el oído adolorido.
Repite una o dos veces al día.

Chicle

Si su dolor de oído se debe a la diferencia de presión del aire, como cuando está en un avión a gran altura, puede resolver su problema con un chicle común.

Masticar o incluso bostezar es muy útil para aliviar la presión en el oído medio. A veces puede escuchar sonidos de estallido dentro de su cabeza que se deben a la apertura y cierre de la trompa de Eustaquio intentando igualar la presión.

Una revisión publicada en 2016 sobre el xilitol, un sustituto natural del azúcar que contiene goma de mascar, mostró que cuando se toma con regularidad puede prevenir la aparición de infección del oído medio en niños sanos.

Incluso chupar un caramelo o alimentar a un bebé con un biberón funciona de la misma manera para aliviar el dolor.

sal

¡La sal puede hacer maravillas incluso para tus oídos! La sal tiene actividad antimicrobiana. Entonces puede ayudar.
Ponga un poco de sal en una cuchara y caliéntela. Sumerja un hisopo de algodón en esta sal caliente y colóquelo en su oído adolorido durante aproximadamente 10 minutos. La sal extraerá el líquido y ayudará a reducir la hinchazón de los oídos.
También puede hacer gárgaras con agua salada para diluir el líquido espeso en la garganta o incluso matar bacterias y virus dañinos durante una infección de garganta que acompaña al dolor de oído. También puede ayudar a limpiar las trompas de Eustaquio.

Hierba del obispo

La hierba de obispo, también conocida como ajwain, es otra cura natural eficaz para los dolores de oído, ya que tiene propiedades antisépticas y antimicrobianas.

Mezcle 1 cucharadita de aceite de marihuana de Bishop con 3 cucharaditas de aceite de sésamo y caliéntelo un poco. Ponga unas gotas de la mezcla de aceite en el oído afectado. Haga esto una o dos veces al día.
Alternativamente, caliente 2 cucharaditas de aceite de mostaza y agregue ½ cucharadita de hierba Bishop y un par de hojuelas de ajo. Calentar la mezcla hasta que el ajo se ponga rojo. Cuele y ponga unas gotas de aceite en su oído como gotas para los oídos.
Siga cualquiera de estos remedios una o dos veces al día.

Inhalación de hierbas / inhalación de vapor

Aplicar calor húmedo con un inhalador de vapor o un vaporizador puede ser una excelente manera de reducir el dolor de oído. También puede poner su cabeza bajo una ducha tibia. El aire húmedo abre y relaja las vías respiratorias, aliviando así la presión y el dolor de oído.

Agregar aceites esenciales como el aceite de eucalipto al vaporizador lo hace más efectivo para combatir el dolor de oído.

Puede poner cualquiera de los aceites esenciales mencionados anteriormente para esto en una bola de algodón y luego colocarlo en la boca del vaporizador o según las instrucciones del fabricante.

top10homeremedies.com

healthline.com/

nhsinform.scot

webmd.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba